Frostpro es un mecanismo que se instala en las válvulas Topaz y Vortex para minimizar su congelación en épocas de helada. Se opera manualmente y una vez en marcha, permite un flujo continuo de agua a través de la válvula para evitar que el agua se congele.